Un día de Respiro. El Monasterio de Santa María de El Paular y las Cascadas del Purgatorio

¿Toda la semana atrapado entre obligaciones, compromisos y prisas? Te proponemos una excursión entre árboles, arroyos y maravillosas cascadas en el entorno de Santa María de El Paular. El siglo XIV en una ruta de senderismo apta para toda la familia a una hora de Madrid.

Primera Parada: El Monasterio de Santa María de El Paular

Nuestra ruta comienza en Rascafría, a donde llegamos por la A-6 y M-604. Son menos de 90 kilómetros desde el centro de Madrid, por lo que más o menos en una hora pasarás de tu mundo urbano a un día de respiro entre historia y naturaleza.

Te proponemos dejar el coche en el aparcamiento gratuito del Monasterio y comenzar a viajar en el tiempo al año 1390, cuando Enrique II decidió emplazar allí, entre las nevadas montañas de la Sierra de Guadarrama, un majestuoso monasterio cartujo.

La arquitectura tomó su máximo esplendor durante el reinado de Isabel la Católica, quien terminó de dar forma a la Iglesia que hoy en día se puede visitar. Recorrer su interior es una gran manera de comenzar la mañana antes de adentrarnos en nuestra jornada senderista.

El Puente del Perdón

Frente al Monasterio, cruzando la ruta, atravesaremos un hermoso puente de granito que nos permitirá sortear el curso del río Lozoya. Se trata del Puente del Perdón, emplazado allí a mediados del siglo XVIII para reemplazar al original del año 1302, deteriorado por el fuerte caudal del río.

¿De dónde proviene su nombre? Debido al aislamiento del Valle de Lozoya, las autoridades locales solían dirimir la suerte de los reos sobre ese puente. Si eran perdonados, regresaban a través del puente a su vida ordinaria. Pero si eran condenados, debían caminar 2 kilómetros hacia la Casa de la Horca a… (te puedes imaginar de donde viene el nombre).

Dato curioso: este puente era utilizado por los monjes cartujanos como vía de acceso hacia el Molino de papel de Los Batanes, de donde salió el papel que se utilizó para imprimir la primera versión del Quijote, publicada en Madrid en 1605. Tan sólo cruzarlo y ya comenzaremos con nuestra hermosa ruta hacia las Cascadas del Purgatorio.

Las cascadas del Purgatorio

Nuestro recorrido de 12 kilómetros (ida y vuelta) comienza a través de un fácil sendero rodeado de pinos, sauces, y robles, con la sierra como constante testigo. Este primer tramo es tan accesible que podrías hacerlo incluso con cochecitos para bebé. De todos modos, para que disfrutéis todos por igual, recomendamos hacer esta ruta con niños mayores de 5 años.

Nuestra primera parada será en las Presillas, un área recreativa con piscinas naturales. Si haces la ruta en verano, será una maravillosa primera parada para refrescarte y disfrutar del agua con los más peques.

Luego continuaremos, siempre siguiendo las señales azules que marcan “Cascadas del Purgatorio” y el camino comenzará a hacerse más agreste, y empezará a bordear las colinas, en continuo ascenso (dificultad muy leve), para luego descender hacia las aguas del río.

Será sólo necesario seguir el cauce del río para ir descubriendo poco a poco los pequeños saltos de agua que nos empezará a regalar la naturaleza. Ya rodeados de un espeso bosque, dejaremos detrás por completo la “civilización” y nos meteremos de lleno en el merecido respiro de fin de semana.

Tras poco menos de dos horas de caminata llegaremos finalmente a las cascadas del Purgatorio, conformadas por dos saltos, uno de 10 metros correspondiente a la cascada Baja (que se puede apreciar desde un mirador de madera), y otro de 15 metros correspondiente a la cascada Alta, a la que sólo se puede acceder mediante un ascenso rocoso de una fuerte pendiente.

Si quieres hacer este sendero con niños, te recomendamos que disfrutes de la cascada baja ya que acceder a la cascada alta es sólo apto para excursionistas avanzados.

Estar allí, escuchando el tronar del agua, cayendo entre dos acantilados rocosos, nos hace olvidar por un instante todas nuestras preocupaciones. Hay algo en el agua que nos hace viajar, que nos relaja. Y allí, frente a la cascada, nos sentimos por un instante parte de la naturaleza.

Y respiramos.

DATOS TÉCNICOS:
Inicio de sendero: Parking del Monasterio de Santa María de El Paular
Distancia desde Madrid: 86 kilómetros por la A-6 y M-604
Km de recorrido: 12 kilómetros ida y vuelta
Desnivel: 243 metros
Tiempo aproximado: 3 horas 45 minutos
Nivel de dificultad: Fácil, apto para la familia
Elementos indispensables: botas de senderismo, capas de abrigo para el invierno, gorro, protector solar, gafas de sol, agua.

0/5 (0 Reviews)

4 comentarios en “Un día de Respiro. El Monasterio de Santa María de El Paular y las Cascadas del Purgatorio”

    1. Hola Carmen, el precio depende de la tarifa que tengas, del coche que elijas y de la duración de tu alquiler. Por ejemplo, alquilando un día entero cualquier modelo de la categoría S, con la tarifa frecuente, el precio es 62€. Este precio ya incluye el kilometraje y el combustible que necesites (en la guantera encontrarás la tarjeta SOLRED con la que podrás repostar cuando lo necesites)

    1. Muchas gracias Luis! Poco a poco iremos subiendo más. Rutas de sendereimso, culturales, gastronómicas… Si tiene alguna idea, dínoslo y la compartimos…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba