La lluvia ácida. ¿Sabes qué es?

Después de un largo verano que nos ha tenido en manga corta hasta bien entrado octubre, este inicio de noviembre ha venido acompañado de las primeras lluvias en Madrid (y en casi todo el país).

La canción decía que la lluvia en Sevilla es una pura maravilla, pero lo cierto es que en las ciudades a veces trae algo más que dos partículas de oxigeno y una de hidrógeno por cada gotita 😕

Cuando el agua de lluvia se combina con ciertas sustancias emitidas por la actividad humana, se produce el fenómeno llamado lluvia ácida. La fabricación industrial, las centrales térmicas o los vehículos a motor -entre otros- son algunos de los causantes, aunque la lluvia ácida también se produce de manera natural en ciertos eventos como las erupciones volcánicas.

La principal consecuencia de estas emisiones es una progresiva acidificación del agua de lluvia, causando numerosos efectos perjudiciales y en diferentes ámbitos. El aumento de la mortalidad en ecosistemas acuáticos, la desaparición de enormes extensiones forestales (debido a la intolerancia de la vegetación), la corrosión de numerosas infraestructuras o la movilización de metales del suelo que reaccionan con la lluvia ácida son algunas de las consecuencias de la acidificación.

La lluvia ácida supone hoy en día uno de los principales problemas ambientales a nivel global.

Y sí, hemos dicho, que el transporte es uno de los causantes, pero todos necesitamos ocasionalmente un coche. Por eso el car sharing de Respiro te ofrece el coche que quieres, cuando te hace falta y por el tiempo que lo necesites (por horas, días o semanas). Nuestra flota está compuesta por un mix de vehículos eléctricos, híbridos GNC y de bajas emisiones, que además compensamos con el proyecto CeroCO2 de la fundación ECODES.

En Respiro somos conscientes de la gravedad del problema, por lo que siempre animamos a nuestros socios a racionalizar el uso del coche y a realizar los desplazamientos cortos -donde el coche no es necesario- en medios de transporte neutros en carbono, como la bicicleta o a pie. La intermodalidad nos permite desplazarnos de manera más sostenible, y también más eficiente y económica.

¡Únete a Respiro y minimiza el impacto de tus desplazamientos en coche!

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *