CALCULAMOS + REDUCIMOS + COMPENSAMOS

Hoy en el día del Medio Ambiente, recalcamos la firmeza de nuestro compromiso.

El cambio climático es uno de los principales retos a los que la humanidad se enfrenta en el siglo XXI. Y según el 5ª Informe del grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, presentado en 2014, ya no hay lugar a dudas: el cambio climático es una realidad “inequívoca” y con una certeza superior al 95% provocado por la emisión de gases de efecto invernadero originadas por las actividades humanas.

¿Podemos revertir la situación? En Respiro creemos firmemente que si. Pero el cambio no viene de terceros, todos y cada uno de nosotros tenemos que actuar de forma individual y con conciencia. Mientras los gobiernos firman acuerdos para intentar limitar que la temperatura del planeta no aumente más de 1,5ºC, los últimos responsables somos todos y cada uno de nosotros: empresas, administraciones y ciudadanos.

Siendo conscientes de las emisiones de nuestra flota, tenemos un firme compromiso con la ONG Ecodes por compensar y reducir en lo posible las emisiones cada año. La compensación de emisiones consiste en una donación voluntaria proporcional a la cantidad de C02 que se ha emitido para financiar proyectos de reforestación.

Como todos los años, seguimos cumpliendo nuestro compromiso medioambiental con ayuda de Ecodes, con quien Respiro lleva colaborando desde su lanzamiento en 2010, porque es importante conocer el impacto de nuestra actividad y acometer voluntariamente las acciones pertinentes para disminuir nuestro impacto.

En Respiro somos conscientes de que nuestra actividad no es intensiva en emisiones de gases de efecto invernadero, pero aún así año a año solicitamos a ECODES un estudio de las emisiones generadas.

Terminado el estudio y memoria de emisiones de 2016, queremos compartir nuestro volumen de toneladas C02 emitidas: 498,414.

¿Cómo se ha llegado a este cálculo?

. Se identifican las fuentes de emisión

. Se recogen datos de la actividad para cuantificar las fuentes de emisión

. Se calculan las emisiones utilizando factores de conversión apropiados

. Se analizan los resultados

. Se establecen planes de acción futura, Planes de Reducción.

Además de las emisiones directas de nuestra flota, se ha tenido en cuenta el consumo de agua y papel, el consumo eléctrico de la sede, los desplazamientos en taxi, bus urbano e interurbano, avión y tren.

Del análisis además se desprende una comparativa con los años anteriores, y concluye que pese al aumento de la huella resultado del aumento de nuestra actividad, ésta es más eficiente.

El proyecto CeroCo2 de Ecodes implica primero medir para después poder actuar contra el cambio climático. Por eso Respiro, consciente de la nuestra principal fuente de emisiones proviene de la flota de vehículos, tenemos un fuerte compromiso de renovación hacia una flota cada vez más eficiente. Además, nuestros empleados se desplazan en transporte público o bicicleta al trabajo, conscientes de la necesidad individual de reducir nuestra huella. Y queremos extender esta responsabilidad a nuestros usuarios, compartiendo con todos ellos la necesidad de actuar de forma racional al elegir la forma en la que nos movemos. El car sharing es sin duda la opción más lógica y racional que nos permite tener coche y compartir este recurso con otros usuarios para evitar llenar nuestra ciudad de coches infrautilizados.

¿Dónde vamos a compensar nuestras emisiones y cómo?

Este año hemos elegido volver a compensar las emisiones 2016 a través del proyecto de Ecodes de conservación de la Amazonía en Madre de Dios (Perú).

La Amazonia Peruana se encuentra en gran riesgo de deforestación, especialmente después de la gran construcción de la carretera transoceánica que atraviesa la selva. El proyecto REDD – Conservación de la Madre de Dios va a reducir dramáticamente esta deforestación mediante el incremento de la vigilancia de la selva y a través de beneficios a las comunidades locales. Este proyecto ha sido doblemente validados por dos de los estándares más prestigiosos del Mercado voluntario de carbono VCS-Verified Carbon Standard y CCBS-Climate Community and Biodiversity Standard.

El proyecto abarca 100,000 hectáreas de selva. Esta selva es muy importante en términos de conservación de la biodiversidad ya que provee el hábitat a cuatro especies de flora en peligro de extinción y once especies de fauna también en peligro de extinción. Y desde el punto de vista social, el proyecto contribuirá al desarrollo sostenible de productores rurales y comunidades indígenas que viven en la zona, financiando proyectos de producción ecológica.

Nuestro compromiso es firme: No queremos una empresa tóxica, queremos dar soluciones de movilidad a nuestros usuarios y calcular nuestra huella para minimizar nuestro impacto. Nuestras acciones tienen un impacto importante en el clima, ¡actuemos en consecuencia!

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *